REGION SÉPTIMA

REGIÓN DE DEL MAULE

HISTORIA HOSPITAL DE TALCA

Los antecedentes del Hospital Regional de Talca se remontan hacia principios del siglo XIX,(1803) cuando el poblado contaba con alrededor de siete mil habitantes. La iniciativa surgió de los propios vecinos, donde destacó la participación de los Hermanos Nicolás (El conde del Maule) y Juan Manuel de la Cruz Bahamondes, quienes adquirieron el Solar ubicado en la calle 2 Sur, entre 4 y 5 Oriente para su construcción. De esta manera pudo fundarse el 06 de julio de 1803 el primer Hospital de Talca, siendo uno de los más antiguos del país. El primer administrador del hospital fue el Sacerdote Augusto Rencoret; su capacidad alcanzaba a 40 camas repartidas en Medicina y Cirugía.


El año 1846, por decreto supremo del 20 de julio, se crea la Junta Local de Beneficencia, la cual se hace cargo de la administración del Hospital y que significó un gran adelanto para el adecuado desarrollo hospitalario. A medida que la población de Talca crecía, se hacía evidente la estrechez del hospital para el creciente número de pacientes, lo cual hizo crisis el año 1873, a consecuencia de una epidemia de viruela, por lo que se decidió construir un nuevo Hospital, el cual fue inaugurado en 1886 en la ubicación del actual servicio asistencial. Este nuevo edificio, con el nombre de Hospital El Salvador, funcionó hasta 1928, fecha en la cual un violento terremoto lo dejó seriamente dañado, que sólo nueve años después, en 1937, permitió inaugurar las nuevas instalaciones de lo que es hoy el Hospital Regional de Talca. Destacados médicos han ejercido en el Hospital Regional de Talca, figurando entre ellos, el Dr. César Garavagno Burotto (1872-1943), quien fue el primer Director Médico que tuvo el Hospital en 1932. Su tenaz esfuerzo por mejorar la salud de la población y el tiempo dedicado a su labor en el centro asistencial, permitió que en 1956, en el Congreso de Cirujanos de Chile –realizado en Talca- se solicitará por unanimidad a la Dirección General de Salud, que le diera el Nombre del Dr. César Garavagno Burotto al Hospital Regional de Talca, lo cual fue inmediatamente acogido.

HISTORIA HOSPITAL DE CURICO

Los orígenes del Hospital San Juan de Dios de Curicó se remontan más allá de la mitad del siglo XIX. El establecimiento funcionaba por ese entonces en la esquina de las calles O’Higgins y San Martín, en una casona donada por el vecino don Francisco Javier Muñoz. El Dr. Domingo Pertusio, uno de los primeros médicos titulados que sirvió profesionalmente en esta ciudad, junto a don Domingo Correa, administrador del Hospital, ante las insuficiencias del primitivo recinto asistencial, dirigieron y supervisaron la construcción de un nuevo edificio, más amplio y adecuado para servir a la salud. El nuevo Hospital empezó a atender el 13 de noviembre de 1863. La iniciativa surgió del Gobernador don Timoteo González. El antiguo establecimiento tenía mínima capacidad para recibir enfermos, como también modestos medios de manutención. Dirigía el centro asistencial una junta integrada por los destacados vecinos Timoteo González, Ignacio Ruiz, Manuel García, Francisco Donoso y Francisco Javier Muñoz. Un nuevo edificio fue un legado de doña Carmen Albano de Correa. El costo de la construcción fue de unos $ 20.000. Tuvo en un principio capacidad para 60 enfermos. Con la dirección del Dr. Domingo Pertusio y de su administrador don Domingo Correa Urzúa, asistió a sus pacientes con un noble pie de eficiencia. Su campo de acción se extendía de Curicó a Lontué. En sus primeros años se mantuvo con una subvención de $ 1.000; una subvención municipal de $ 50 y cuotas semanales en dinero proporcionadas por el vecindario. El 29 de julio de 1873 se le dio el nombre de Hospital San Juan de Dios. El cuidado del Hospital se encomendó en 1882 a las Hermanas de la Caridad, ese mismo año fueron atendidos en el establecimiento 1.253 enfermos, de los cuales fallecieron 166. Los reos de la cárcel local tuvieron también en esa época un departamento especial. En sus primeros años el primitivo Hospital de Curicó atendía solo pacientes varones. Dejaba latente de esta manera un serio problema en la atención de las mujeres indigentes, tanto en casos de enfermedades como de maternidad. Una Junta de Beneficencia de Señoras constituida por aquellos años se preocupó del problema y logró establecer un rudimentario y momentáneo Hospital de Mujeres en el antiguo local del Hospital de O’Higgins con San Martín. En ese viejo edificio, destinado a la sazón circunstancialmente a Lazareto en tiempos de epidemia, estaba fuera de uso. El Hospital de Mujeres, que empezó a funcionar hacia 1868, sirvió durante varios años. Posteriormente, se construyó un pabellón especial para mujeres contiguo al Hospital de Hombres, gracias especialmente a la generosidad de doña María del Carmen Albano viuda de don Bonifacio Correa. Tenía capacidad para 90 camas. En 1883 se le agregó una sala especial para maternidad. Hacia los años 1881 ó 1882 se estableció un hospicio para enfermos inválidos en el antiguo local del Hospital que había servido ya de Lazareto y de Hospital de Mujeres. Contó con una subvención fiscal de $ 400 anuales.

Hospital San Vicente de Paul de Constitución

Ya en el año 1924, la ciudad de Constitución contaba con un Hospital llamado San Vicente de Paul, el cual funcionaba en el mismo lugar que ocupa actualmente. Este Hospital de Caridad, dirigido por la Junta de Beneficiencia, tiene un edificio regular, construido en parte de material sólido especialmente para esos fines. Era atendido por las monjas Dominicanas y el Médico, Dr. Cruz Marcoleta Rojas.El año 1928, a raíz del terremoto, se destruye parte del edificio, el cual comienza a ser reconstruido el año 1938 por la empresa Constructora Lara y Carrizo Ltda.

NUESTROS PORTALES

NUESTRO ESPÍRITU ES SERVIR
Queremos ser el nexo entre El profesional y Usted

NUESTRA AGENDA DESTACADA

Buscar Numeros de Urgencia

Para Mayor Información

  • +56 9 56100160